Hace más de 20 años que un par de amigos, debido a mi paciencia y mi forma de enseñarles fotografía, me propusieron dar un curso de fotografía en una academia. La experiencia fué muy buena y el resultado muy satisfactorio para todos.

En el transcurso de este tiempo la forma y el contenido han ido evolucionando, y mejorando con el paso de los años, pero lo que no ha cambiado es la pasión e ilusión por seguir enseñando fotografía. Cuando empecé las cámaras eran analógicas y el resultado era un negativo o diapositiva, ahora ya todas las enseñanzas van dedicadas al digital, con todas las ventajas e incovenientes que esto supone. Al poder ver los resultados instantaneamente aumenta la capacidad de corregir y mejorar lo que da una herramienta muy potente al porfesor para explicar y al alumno para aprender.

En estos años he podido impartir cursos de fotografía general, de fotoperiodismo, de fotografía de estudio, de retoque y gestión de archivos digitales, de fotografía de naturaleza y viajes, así como dar charlas de fotografía en varios paises. He dado cursos en academias especializadas, en programas culturales de ayuntamientos, a organismos oficiales, en centros dedicados a las artes visuales, en talleres y a grupos particulares. A todos ellos les dedico todo mi esfuerzo y conocimiento, siempre acompañado de profesionalidad.

He enseñado a muchos alumnos, algunos son fotógrafos profesionales actualmente, otros han ganado premios y concursos de fotografía y la gran mayoría sigue haciendo fotos por placer. Lo que puedo afirmar es que yo también he aprendido mucho con ellos; me han planteado dudas y situaciones de todo tipo, resolviéndolas en clase.

Pin It on Pinterest

Share This