Hoy vuelvo a escribir en el blog, después de unos meses de inactividad, no he encontrado tiempo ni inspiración para hacerlo, pero hoy empiezo una nueva etapa que promete ser más activa, más creativa y con continuidad.
He estado en el cementerio de la Almudena de Madrid, en el día de Todos los Santos, ya que me parece una fecha especial para fotografiar estos espacios. Llevo muchos años fotografiando cementerios, de diversos rincones del planeta, y en diferentes épocas del año. Cada vez que visitaba una ciudad y tenía tiempo, he visitado su cementerio. Viendo como tratan a sus seres queridos difuntos aprendes algo importante de esa cultura y te ayuda a entenderles un poco más.
He pasado una mañana agradable, hacia sol con nubes en el cielo y no ha llovido, por lo que el cementerio ha aumentado las visitas de familiares y por consiguiente más opciones de fotos y más flores en las tumbas. He elegido una foto de esta estatua de la Virgen con el Niño rodeada de flores que resume lo visto y vivido hoy.

Ha sido un día alegre, dentro de ser el día para el recuerdo de los seres queridos que se marcharon y dejaron a familias desconsoladas, pero la lectura positiva de hoy es la de afrontar, de una manera alegre y positiva, ese vacío, pudiéndolo llenar de buenas energías.

Pin It on Pinterest

Share This