Llevo una temporada en Colombia, forma parte del cambio de vida que necesitaba, y mis aventuras me han llevado a Barranquilla, el Caribe colombiano. Estoy en plan explorador y hace poco me comentaron un sitio, en el río Magdalena, cerca de la desembocadura del mar, donde se podían contemplar bastante cerca las garzas. Me falto poco tiempo para pedir que me llevasen allí, así que preparé mi equipo con el tele largo, los pantalones de campo y las botas. Llegó el día y me avisaron por la tarde para salir al día siguiente, antes del amanecer.

Vimos la salida del sol en la orilla de enfrente, siempre es un bonito espectáculo. En ese momento se podían ver las garzas intentando pescar y yo intentando situarme para la caza fotográfica. Es un placer para mi el no tener que esconderme en un hide ni debajo de una red de camuflaje, por lo que me muevo libremente aunque de una manera discreta, intentando pasar desapercibido. Voy seleccionando ejemplares en función de su actividad y de la luz, llegando a situarme a escasos metros de ellas. Tengo delante de mi tres clases de garzas: la garcilla bueyera (bubulcus ibis), la garceta común (Egretta garzetta) y la garceta grande (Ardea alba). Me pasé varias horas fotografiándolas y os dejo una pequeña muestra de mis capturas. Espero que os gusten, un abrazo.

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

Pin It on Pinterest

Share This